Felipe V de Borbón será el primer rey de la familia de Anjou en llegar a España. Su tío-abuelo, Carlos II Habsburgo, hizo testamento en su favor casi en punto de muerte y con gran sorpresa.

Nieto del Rey Sol de Francia, fue justo gracias a su abuelo que conseguirá el trono de España. Muchas son las leyendas que acompañan a este soberano que hizo hablar de sí.

Algunos lo describen como adicto al sexo, otros repeliendo la higiene personal. Otros como un rey con alucinaciones, que llegó incluso a imaginarse como una rana por las varias fuentes de los Palacios.

En fin, el rey animoso o melancólico (¡vaya oxímoron!), que hoy en día sería un bipolar con manías de persecución, fue proclamado Rey de España un día como hoy en 1701 por las Cortes españolas.

En cualquier caso, fuera loco o cuerdo, el duque de Anjou empezó la dinastía de los Borbones que hasta el día de hoy sigue reinando el país y no con pocas diferencias.

De Felipe V al VI sólo hay un número de diferencia. En cambio, hay siglos de historia y de cambios políticos y sociales que in primis diferencian a los dos soberanos, sin hablar de la austeridad y la cura de imagen que son bandera del actual rey de España.

El rey Felipe V, cuyo reino duró mucho más, se casó dos veces (con María Luisa de Saboya y en segundas nupcias con Isabel de Farnesio). Tuvo 11 hijos en total, de los cuales tres fueron reyes de España: Luis I, Fernando VI y Carlos III.