El Gay Pride (Orgullo LGBT) se ha convertido en un evento en la que la ciudad de Madrid  –como muchas otras alrededor del mundo– se llena de banderas arcoiris, maquillaje y mucha alegría. La celebración inunda el barrio de Chueca y se prolonga durante varios días, en los que con una serie de eventos culturales reivindican el orgullo de la diversidad sexual.

Sin embargo, en sus raíces, el evento se remonta a una serie de disturbios espontáneos que se tornaron violentos, y con los que se marca el inicio de la liberación homosexual alrededor del mundo.

¿De dónde viene el Gay Pride y por qué se celebra en junio?

En la madrugada del sábado 28 de junio de 1969, en Greenwich Village (Nueva York), nueve policías ingresaron al Stonewall Inn, uno de los bares en el que homosexuales, lesbianas y transgénero podían reunirse libremente, y en el cual, según reportes policiales, se vendía alcohol sin licencia.

Los policías arrestaron a los empleados por vender alcohol, maltrataron a muchos de los clientes y hasta se llevaron a varios en custodia, arguyendo un estatuto que autorizaba el arresto a cualquier persona que no usara al menos tres prendas de ropa correspondientes con su género de nacimiento.

“Muchos historiadores caracterizaron el levantamiento como una protesta espontánea contra el acoso policial perpetuo y la discriminación social sufrida por una variedad de minorías sexuales en la década de 1960”, explica la Enciclopedia Británica en un artículo dedicado a las protestas.

La multitud solía tener una actitud más bien sumisa, pero esa noche fue distinta. La gente empezó a confrontar a la policía, arrojándole botellas y cosas.

Los policías se atrincheraron en el bar, el cual fue incendiado. Este fue el inicio de varios días de disturbios afuera del Stonewall Inn.

“Aunque hubo otras protestas por parte de grupos homosexuales, el incidente de Stonewall fue tal vez la primera vez que lesbianas, gays y personas transgénero vieron el valor de unirse por una causa común”, sostiene el mismo texto.

De estas protestas surgió el Frente de Liberación Gay, la primera organización política formada por la comunidad a nivel mundial.

¿Cuál fue el “primer” Gay Pride?

 A partir de 1970, la conmemoración se extendió alrededor del mundo.

Tan solo un año después, la comunidad salió a las calles en algunos estados de Estados Unidos, entre ellos, por supuesto, Nueva York.

“Algunos espectadores de manera impaciente hicieron clic con sus cámaras, otros se rieron, otros se sobresaltaron por la escena… Hubo poca animosidad abierta y algunos transeuntes aplaudieron cuando una chica alta y hermosa sostenía un letrero: ‘Soy lesbiana y paso caminando a su lado’”, cuenta el New York Times en una crónica de la época. 

En esos tiempos, la homosexualidad no solo era un delito en Estados Unidos, sino también en países como España, en donde la ley sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social declaraba a los homosexuales en “estado peligroso” y a los que se les aplicaría las correspondientes medidas de seguridad y rehabilitación.

Fue hasta 1978 durante el gobierno de Adolfo Suárez, cuando se saca de la ilegalidad a la homosexualidad en este país.

¿Y cuándo llegó a España y a Madrid?

En Barcelona, en 1977, miembros de la comunidad LGBT salieron a las calles en la que es considerada la primera marcha por esta causa en España. Cientos salieron para pedir que desapareciera esta Ley de Peligrosidad Social, la cual los condenaba a prisión simplemente por el hecho de ser homosexuales.

Un año después, en 1978, se celebró en Madrid la primera marcha del Orgullo –cuando la homosexualidad dejaba de ser ilegal en España– en la que alrededor de 7 mil personas marcharon convocadas por el Frente de Liberación Homosexual de Castilla.

De inicio, la marcha tenía más bien un carácter reivindicativo, pero en 1997, por primera vez, unas pocas carrozas participan en la manifestación.

“Esto supone un hito muy importante. A la Manifestación Política y reivindicativa se le suma el componente lúdico, social y festivo gracias a la participación de multitud de personas, colectivos, asociaciones y empresarios”, explica MADO, la instancia organizadora de la fiesta del Orgullo de Madrid en un texto al respecto.

En paralelo a estas celebraciones, el barrio de Chueca desde los años ochenta se convirtió en un lugar de reunión para la comunidad LGBT, y hoy no solo es el epicentro de la celebración del Gay Pride en Madrid sino emblema mundial de la diversidad.

Hoy, Madrid se ha consolidado como “el mejor destino LGTBIQ+ del mundo”, y España ostenta una de las legislaciones más avanzadas del mundo en materia de igualdad de  derechos para la comunidad LGBT. 

Si quieres conocer Chueca, el barrio emblemático de esta fiesta o estás interesado en conocer las calles de Madrid, nosotros te llevamos de la mano a través de cualquiera de nuestros tours.